Meditar: qué es y qué no es

meditar_tuaquiyahora.es
Meditar: qué es y qué no es

Meditar es:

1.Entrenar tu atención

Consiste en intentar incluir una pausa consciente en tu día para PARAR y OBSERVAR, y con la práctica continuada, conseguir abrir tu foco de atención a nivel sensorial y emocional, además de a nivel mental.

2. Observar suspendiendo el juicio

Consiste en dedicar un tiempo a NO HACER NADA productivo, sino a OBSERVAR lo que ocurre por el mero hecho de experimentarlo.

3. Reconocer, aceptar y abrazar lo que ocurra

Una vez PARAS y OBSERVAS, con la práctica serás capaz de identificar tus pensamientos, tus patrones de pensamiento, qué te dices o qué no te dices, cómo reaccionas ante lo que ocurre.  Ante este grado nuevo de consciencia, puedes incluir la compasión, es decir, una vez te has dado cuenta de lo que ocurre, en vez de rechazarlo o luchar contra ello, lo aceptas tal y como se está desarrollando. Esto no quiere decir que no hagamos nada con lo que está pasando y “nos conformemos”, pero si aceptamos como se ha desarrollado en primer lugar, disminuimos la frustración o el sufrimiento.

4. Responder en vez de reaccionar

Cuando reconoces, aceptas y abrazas, algo en ti cambia. Eres capaz de actuar de forma diferente, por lo que ante lo que ocurre, te permites RESPONDER ante esta pausa, en vez de REACCIONAR automáticamente.

Meditar no es:

1.Una competición

Meditar no se rige por objetivos, metas o tiempos. Quizás te propongas meditar un día con un objetivo muy claro de ser super consciente de todo, de que aparezcan pocos pensamientos en tu mente, pero justamente sea el día que más pensamientos y caos mental tienes. Quizás sin embargo te propongas meditar otro en el que te sientes que no vas a poder parar y observar, y te sorprendas.

2. Una actividad con resultados medidos

Como decía antes, el proceso de aprendizaje con la meditación no está medido, para cada persona es diferente. Tampoco existe una meditación “buena” o una meditación “mala”. El hecho en sí de crear ese momento para NO HACER y entrenar tu atención y grado de consciencia, ya es algo MUY POSITIVO.

3. Una actividad únicamente religiosa o espiritual

La meditación nace en el Budismo, pero actualmente está totalmente occidentalizada. En el budismo la meditación es el camino a la iluminación, pero si tu meta es la de ser más un poquito más consciente, el acto de meditar se puede extrapolar a diferentes situaciones.

Como decía, MEDITAR no es más que entrenar nuestra atención enfocándola a observar sin juzgar, abriéndonos a la experiencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *