Redes femeninas que sanan

  • “No llores, las niñas fuertes no lo hacen”
  • “Guarda la compostura, que eres una señorita.”
  • “Si esto te afecta así, ¿cómo vas a superar cosas más graves?”
  • “Eres muy sensiblona y una ñoña.”

¿Has recibido alguna vez estas frases o mensajes? Yo sí, y si eres mujer, quizás tú también. Las he recibido una y otra vez desde mi infancia hasta la actualidad, con 33 años. Las he recibido por parte de figuras masculinas pero MUCHO más de figuras femeninas de mi entorno.

Pero no las culpo, no me culpo. De hecho nos entiendo, nos abrazo y siento compasión por nosotras. Yo misma he estado ahí, juzgando mi sentir. Yo misma he juzgado a otras mujeres por su sentir tachándolas de “débiles” muchas veces. Pero es que sentir y mostrarlo no nos hace más débiles o más fuertes. Nos hace humanas.

Después de todo mi recorrido vital como mujer y sobre todo, después de haber realizado la formación de “Mujer informadora agente de la salud” (MIAS) de Fundadeps, comprendo el gran estigma que cargamos las mujeres con mostrar y permitir nuestro SENTIR para encajar en el sistema patriarcal. Si además eres una persona con el rasgo de alta sensibilidad como yo, el peso es mayor.

¿Sería mejor NO sentir nada? ¿Anestesiar nuestro sentir?

Este artículo es mi intervención final para ser oficialmente una MIAS. Está orientado a que lo puedas leer seas del género que seas, pero como es desde mi experiencia, lo oriento a la salud de la mujer. Si no eres de este género quizás lo quieras pasar a una amiga/familiar/conocida que sientas le puede servir.

En el artículo te cuento cómo contar con tu emocionalidad puede ayudarte a ganar salud. También la importancia de responsabilizarse de tu sentir y la posibilidad de crear o pertenecer a redes de personas, en este caso, redes de género femenino. Estas redes son las que me han permitido sanar muchas partes de mi. Partes emocionales con un gran peso de estereotipos o anuladas por la energía masculina y el patriarcado.

No sólo es un artículo de opinión, es una experiencia sensible en la que iré intercalando el arte de mujeres que me inspiran, me sostienen y crean red. Te sugiero dedicar un pequeño espacio entre palabras para dejarte atrapar por su sensibilidad.

Sentir y mostrarse vulnerable

Que todas/es/os sentimos es un hecho. Las emociones forman parte de la biología de cada ser humano. Son química en el cuerpo físico y la capacidad de identificarlas es fundamental en la vida.

Te dejo algunos datos sobre las emociones y sentimientos para ponerte en contexto

  • Las emociones forman parte de la biología del ser humano. Hay una sustancia química para cada estado emocional. Sentir no es igual que pensar.
  • A nivel cerebral, recordamos las situaciones de mayor carga emocional para nosotras/es/os.
  • Como seres humanos, tenemos un componente emocional enorme.
  • Somos seres más EMOCIONALES que RACIONALES.
  • Sentir emociones es reactivo, no se puede controlar. Todo sentir es legítimo y necesario. Nuestra responsabilidad comienza con qué hacer con aquello que sentimos.
  • Los sentimientos y las sensaciones son el resultado de cómo percibimos estas emociones. Tomamos decisiones desde estas emociones y construimos un relato mental en torno a ellas.
  • El pensamiento sobre lo que producen las emociones y lo que nos contamos, es lo que nos diferencia de los animales. El lenguaje propio respecto a ellas.
  • Es muy habitual que nos disociemos de nuestras emociones, que no conectemos con ellas o no podamos/sepamos porque nos abruman.

Te dejo aquí 5 pasos clave de Inteligencia emocional

  1. Darte cuenta de que SIENTES una emoción
  2. Ser capaz de ponerle un NOMBRE e identificarla
  3. Darle un ESPACIO, lugar y reconocer su función
  4. Desarrollar un vocabulario y LENGUAJE SANADOR en torno a ella
  5. Aprender a GESTIONARLA en ti: sostenerla, abrazarla, expresarla o canalizarla en vez de luchar o huir.

Sentir da miedo o no está permitido

Otro hecho importante es que vivimos en una Sociedad o SISTEMA en el que a nivel de educación, no se ha invertido demasiado en aprender o divulgar la gestión del plano emocional. No sé de qué generación eres tú que me lees, pero mi Sofía niña nació en el ’87 y sus recuerdos de mayor carga emocional están relacionados con suprimir, rechazar o no saber cómo gestionar su emocionalidad. Sé que para las niñas/os de hoy en día y en muchas esferas de la educación esto está ya cambiando, pero aún queda mucho.

A mi Sofía niña le costaba sentir, identificar, darle espacio, relacionarme o gestionar tanto la “positiva” ni la “negativa”. Lo pongo en comillas para que se entienda, pero hoy en día me sirve más darle la connotación de emoción renovadora o agotadora. Lo siento más sanador y constructivo para mi.

Mi Sofía niña fue adquiriendo automatismos poco saludables respecto a muchas emociones como la alegría, la ira, la tristeza o el miedo. Automatismos que la Sofía adulta ha tenido que ir reconociendo, desaprendiendo, deconstruyendo y resignificando.

Es muy difícil dar el paso de sentirse víctima a hacerse responsable de la emocionalidad, lo sé porque yo misma me he resistido y me resisto en muchas ocasiones, pero de eso depende tu salud. Y la salud emocional es una parte MUY importante de tu salud integral. Aunque se evite o se suprima en el sistema de salud tradicional en la mayoría de casos.

Responsabilizarse del sentir

Responsabilizarnos de nosotras/os/es como individuos. Responsabilizarnos de nuestro sentir para tener mejor salud integral.

Porque la salud no es sólo la salud física. La salud según la OMS es un estado COMPLETO de bienestar físico, mental y social, no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades.

¿Cómo vamos a tener salud si anulamos la parte emocional, tan necesaria para relacionarnos con nosotros y con los demás?

Espero de corazón que esta pregunta no active tu exigencia. Que puedas recibirla desde la amabilidad hacia ti. Sin embargo sé que esta exigencia UNA VEZ MÁS es un impulsor para movernos de manera muy rígida, dura y poco compasiva. Una manera de actuar que también hemos integrado automáticamente por vivir en un sistema dirigido por la energía del HACER, HACER, HACER o energía masculina. Una energía que NO DA permisos para sentir.

Una vez más, me doy cuenta, me abrazo y me sostengo con ello para darme el permiso de actuar desde otro lugar.

Permitir el sentir

Lo sé, a veces sentir no es nada fácil. Tampoco es agradable. A veces creamos un gran relato mental y entramos en bucles. A veces nos desestabiliza. A veces no nos permite encajar.

Pero permitir tu sentir es salud, es sanador, empoderador y transformador. Al responsabilizarnos, comenzamos a accionar maneras de relacionarnos con nuestro sentir más conscientes. Empezamos a tener GANAS e INTERÉS en conocernos en este plano. Empezamos a ATENDERNOS y CUIDARNOS.

Y habrá momentos en los que la desidia nos invadirá. Y se irán las ganas, el interés y el autocuidado desaparecerá.

Y en ese momento quizás te sirva… PERTENECER A UNA RED.

Todas/es/os necesitamos PERTENECER. Sentirnos en pertenencia es salud.

Pertenecer a una red pequeñita con una profesional de la salud holística (psicoterapia/terapias alternativas/fisioterapia/osteopatía/espiritualidad…etc) o pertenecer a redes femeninas pequeñitas o más amplias.

En ambos casos, redes donde tu emocionalidad sea recibida, acogida y sostenida. A mí me sanó, me sana y me seguirá sanando pertenecer a redes donde he podido ser y sentirme yo. Abrirme, expresarme, canalizar y dejarme sostener.

  • Me ha facilitado el proceso de ENTENDERME o RESONAR con otros sentires y así ver con más sencillez el mío.
  • Me ha hecho SENTIR INTEGRADA E INCLUIDA, sin rechazarme o evitarme.
  • Me ha permitido QUERERME más, conocerme y aceptarme.
  • He podido comprender a otras mujeres, a sanar relaciones familiares y soltar la culpa, activando la compasión.

Para encontrar estas redes hay que atraverse a buscarlas y probarlas; con apertura y dejando espacio al prueba y error. Yo te recomiendo que lo hagas teniendo claros tus valores. Y si por lo que sea no das con las que te sientan bien, siempre habrán sido maestras. Siempre habrás aprendido algo.

Quizás un trabajo previo de introspección de tus valores y los valores que quieres encontrar te facilita el proceso.

Por ejemplo, mis valores son la cercanía, la compasión, la contribución y la sensibilidad. Y también son los que quiero encontrar en estas redes.

Por si te sirve, yo encontré estas redes en:

  • La formación del curso MIAS de Fundadeps
  • Psicoterapia: Mi psicóloga me acercó a otras terapias y a grupos de terapia.
  • Una actividad a desarrollar: creativa, deportiva, formativa, talleres, retiros, grupos de práctica, redes sociales, etc.
  • Mi actividad profesional: emprendimiento, networkings, formaciones, etc.
  • Hablando con otras mujeres con mis valores y creando yo esta red con ellas o preguntándoles por algún espacio similar.

Cuando nos sentimos en red, el sentir fluye, sentir ES MÁS FÁCIL. Y ese sentir se expande también.

Te pido una cosa. No se lo pongas difícil a ninguna mujer. Demasiado difícil lo hemos tenido ya y lo seguimos teniendo en esta sociedad. No es victimizar, es un hecho. El sistema patriarcal aún nos pesa.

Contribuye a la salud de las mujeres de tu alrededor. Permítelas ser, ofréceles recursos, información y la oportunidad de responsabilizarse y transformar su salud. Crea una red fácil para sentir en tu entorno y esa red se expandirá.

Es el momento de PERMITIRNOS SENTIR.

Ánimo compañera 💜

2 comentarios sobre “Redes femeninas que sanan

  1. Sera Contestar

    Me ha encantado compi… muy buen trabajo y temas musicales. Enhorabuena!! Un abrazo

    • Sofía Autor del artículoContestar

      Sara, compi 🙂 muchísimas gracias !!!!! un abrazo enorme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Sofía Navarro Marín.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a dinahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.